Amsterdam 1928

"Tuya Héctor...".

Selección 1928


Esta vez Uruguay llegaba a la final acompañado de otro gigante naciente, justamente la nación hermana Argentina.
El partido se repetiría en la final de 1930, con otra victoria celeste.
Por aquel entonces el dios fútbol tenia en el Río de la Plata su morada favorita.

Despué de Colombes...

El retorno al pago en son de triunfo, con las mieles de la gloria, y cuatro años después, en las Olimpíadas de Amsterdam, Holanda, otra vez la celeste al tope tras imponer en el debut su clase excelsa frente a los propios dueños de casa, luego ante los alemanes y los italianos y finalmente en el clásico rioplatense frente a los argentinos, a quienes los bizarros muchachos de Nasazzi vencieron tras un desempate, en aquella jornada épica del "¡Tuya Héctor" con que "Tito" Borjas se la sirvió "en bandeja" al inimitable "Mago" Scarone.

¡Colombes y Amsterdam...!. La gloria pionera universal que jamás se olvida, en tiempo de celeste magisterio futbolístico y junto a ella aquellos versos con que José María Delgado, el poeta de esas imborrables justas, definió desde el corazón la mística de una época sin duplicado posible: --"Como aspas movidas por enormes vientos/ cuando la victoria te ciñó su aureola/ y en la cima olímpica vimos que seguía/ saludando al mundo tu bandera sola...". 

GURUYENSE 


since 5-6-99
ICC Appliance - Powered by ICC Systems
Volver a la principal