Inicio - Casos - Marchas - Carta abierta al Presidente de la República - Contacto

Página en construcción

contacto:

LA POLICIA TIENE PISTAS PARA ACLARAR EL HOMICIDIO "DE LAS CINCO PUÑALADAS"

 

Aldo Roque Difilippo

En viarias pistas viene trabajando la policía de Soriano buscando aclarar el crimen de la sexagenaria de la ciudad de Rodó. Como se recordará, este homicidio ocurrido días pasados en la tranquila localidad de Rodó, sacudió al vecindario al constatarse que María Esther De León Fajardo, una apreciada vecina del medio, que además tenía un comercio en dicha localidad, fue asesinada de 5 puñaladas. El cuerpo de la infortunada señora fue encontrado en el interior de  la vivienda sin evidencias que las cerraduras hubieran sido violentadas y sin que aparentemente faltaran elementos personales o dinero. María Esther De León Fajardo vivía a una cuadra de la Comisaría 10° de Rodó, donde también tenía un comercio de venta de comestibles y ropa, por lo que era habitual verla desde las primeras horas del día hasta entrada la noche. El día en que se produjo su muerte, según pudo establecerse, María Esther atendió a una vecina a las 7,50, que concurrió a su comercio a comprar algo, pero cuando llegó el panadero, a las 8 de la mañana, el comercio ya estaba cerrado, por lo que el trabajador optó por dejar la bolsa del pan en la puerta del negocio. Aproximadamente 15 minutos después una joven llegó al comercio y al encontrarlo cerrado, algo que no era habitual, y al no responder al llamado a la puerta, solicitó a una vecina que llamara a una de las hijas de la señora quien optó por pedir apoyo a los Bomberos. Escalera mediante los bomberos lograron ingresar a la finca por una ventana, encontrando el cuerpo de la infortunada señora, entre un freezer y un aparador en medio de un charco de sangre. En la casa no se constató desorden, y se presume que el homicida huyó por una ventana que da a los fondos de la casa. La autopsia determinó que la señora recibió cinco puñaladas, cuatro de ellas mortales, dos en el tórax y tres en el cuello.

La policía trata ahora de determinar el móvil del asesinato, constatándose que en un cajón del mostrador había $ 4.000 y U$S 800, y guardados en otro lugar de la casa U$S 4.500. Por lo que se presume que móvil podría haber sido el robo pero que el homicida no tuvo tiempo de llevarse el dinero.

Varias personas fueron indagadas, deteniéndose a un hombre que podría tener relación con el hecho aunque todavía no ha sido comprobado.

 

 

Diario LA REPUBLICA, Montevideo, página 17, 5 de noviembre de 2005

 

Quiso ahorcarla, como no  pudo la apuñaló dos veces y después volvió a rematarla porque aún tenía un hálito de vida

LA ALMACENERA DE RODÓ FUE ASESINADA POR VECINO DE 17 AÑOS QUE VIVÍA A 50 METROS DE SU COMERCIO

 

Aldo Roque Difilippo

Un joven de 17 años, vecino de la víctima, fue el autor del asesinato que terminó con la vida de María Esther De León Fajardo, la almacenera de Rodó que fue encontrada con 5 puñaladas en su casa. Como se recordará este homicidio ocurrido días pasados en la tranquila localidad de Rodó, y sacudió al vecindario al constatarse que María Esther De León Fajardo, una apreciada vecina del medio, que además tenía un comercio en dicha localidad, fue asesinada de 5 puñaladas. El cuerpo de la infortunada señora fue encontrado en el interior de  la vivienda sin evidencias que las cerraduras hubieran sido violentadas y sin que aparentemente faltaran elementos personales o dinero. María Esther De León Fajardo vivía a una cuadra de la Comisaría 10° de Rodó, donde también tenía un comercio de venta de comestibles y ropa. El día en que se produjo su muerte, según pudo establecerse, María Esther atendió a una vecina a las 7,50, que concurrió a su comercio a comprar algo, pero cuando llegó el panadero, a las 8 de la mañana, el comercio ya estaba cerrado, por lo que el trabajador optó por dejar la bolsa del pan en la puerta del negocio. Aproximadamente 15 minutos después una joven llegó al comercio y al encontrarlo cerrado, algo que no era habitual, y al no responder al llamado a la puerta, solicitó a una vecina que llamara a una de las hijas de la señora quien optó por pedir apoyo a los Bomberos. Escalera mediante los bomberos lograron ingresar a la finca por una ventana, encontrando el cuerpo de la infortunada señora, entre un freezer y un aparador en medio de un charco de sangre.

La investigación policial apuntaba a recomponer los últimos momentos en que la señora fue vista con vida, y sobre todo a intentar desentrañar a quien pertenecía una cadena pulsera que fue encontrada junto al cuerpo de la víctima.

Un joven de 17 años, que vivía a escasos 50 metros de la casa de la víctima, y que María Esther conocía desde hace años debió concurrir a declarar, y terminó aceptando la autoría del crimen, sorprendiendo a sus familiares y a la propia policía de Rodó, poco habituada a casos de estas características. El joven manifestó que ese día salió de su casa con un cable que había cortado de una licuadora y un cuchillo de  unos 15 centímetros de hoja, con la intención de perpetrar el robo. Tras ingresar al comercio le pidió una Coca Cola a la señora, y cuando ésta giró para buscarla en el freezer intentó ahorcarla con el cable. La señora intentó defenderse colocando sus manos contra el cuello, por lo que el agresor no logró su cometido, apuñalándola un par de veces. Tras eso, el joven trancó la puerta de calle, robando $ 2.500 de la caja, pero al sentir ruido en la puerta optó por huir por una ventana hacia los techos de la casa. Cuando escucho que quien golpeaba la puerta ya se había marchado, regresó al interior del comercio, y al notar que su víctima seguía con vida la remató con tres puñaladas más, para huir por la parte posterior de la vivienda, regresando a su casa.

El joven se cambió de ropas y fue a buscar a una mujer con la que mantiene relaciones sentimentales, según el parte policial "una meretriz", con la que viajó a Fray Bentos donde se alojaron en un hotel, permaneciendo algunos días.

El arma utilizada para consumar el crimen, así como las  ropas que vestía, fueron  ubicadas manchadas de sangre, en la casa de sus padres, donde el joven vive junto a sus hermanos.

El elemento decisivo para individualizarlo fue una cadenita tipo pulsera, plateada, que  en la desesperación la víctima le arrancó a su agresor, y que quedó en el piso, junto al cuerpo. Esta cadenita pertenece a la mujer con la cual el joven mantiene relaciones y que viajó a Fray Bentos. El joven  fue sometido a la Justicia Letrada de Mercedes que dispuso iniciar un proceso infraccional al menor de 17 años, disponiendo su internación con medidas cautelares en un hogar del Inau en Montevideo.

 

Diario LA REPUBLICA, Montevideo, página 17, 8 de noviembre de 2005

LA LOCALIDAD DE JOSÉ ENRIQUE RODÓ NO LO PUEDE CREER: SE FUGÓ ASESINO DE ALMACENERA

 

Aldo Roque Difilippo

Se fugó de la Colonia Berro el joven que asesinó a la almacenera de Rodó. El hecho que conmocionó a esta pequeña localidad de Soriano, volvió a ser parte del comentario al conocerse la noticia de que se había fugado  el autor del crimen, un joven de dicha localidad que había sido alojado en la Colonia Berro. Como se recordará, meses atrás José Enrique Rodó, esta pequeña localidad ubicada sobre la Ruta 2, fue noticia al conocerse la muerte de  María Esther De León Fajardo dueña de un almacén a donde el joven llegó en las primeras horas de la mañana, supuestamente a comprarle un refresco. El joven primeramente intentó ahorcarla y posteriormente la apuñaló para huir por el lado posterior del comercio, dejando su puerta exterior cerrada. Algo que en principio desconcertó a los investigadores. Después se supo, que vivía a poca distancia del almacén, y que  por supuesto conocía desde hacía tiempo a la víctima, y que viajó, junto a una mujer a Fray Bentos donde se alojó en un hotel. Cuando regresó a Rodó la policía ya tenía ciertas presunciones que terminaron confirmándose, siendo sometido a la justicia que determinó su internación en la Colonia Berro. Ahora se conocío que se había fugado de dicho lugar.

 

Diario LA REPUBLICA, página 15, 28 abril de 2006

EL JOVEN MATADOR DE ALMACENERA DE RODÓ VOLVIÓ AL LUGAR DEL CRIMEN Y FUE DETENIDO

 

Aldo Roque Difilippo

Fue recapturado en  las cercanías de Rodó el joven que matara a una almacenera de esa localidad. El hecho que sacudió a esta pequeña localidad de Soriano se produjo en noviembre de 2005 cobrando la vida de María Esther de León Fajardo, quien tenía un almacén en dicha localidad.

La señora fue asesinada por un joven de 17 años que entró al almacén en las primeras horas del día, ahorcándola con un cable, y rematándola después de una puñalada. El joven era vecino de la mujer y escapó por los fondos del comercio. Viajó a Fray Bentos, siendo posteriormente detenido e internado en el Inau, de donde escapó.

El pasado lunes efectivos policiales de la Seccional de José Enrique Rodó  recapturaron al joven, de iniciales L.A.. La fuga de este joven había preocupado a los vecinos de Rodó. El joven  fue ubicado en las afueras de José Enrique Rodó, en las inmediaciones del Cementerio,  quedando ahora nuevamente a disposición del Inau.

 

Diario LA REPUBLICA, Montevideo, página 15, 27 agosto de 2006

 

 

Visitante Nº