Inicio - Casos - Marchas - Carta abierta al Presidente de la República - Contacto

Página en construcción

contacto:

HUELLAS INCIERTAS DE LOS "ASESINOS" DEL PAI

 

Aldo Roque Difilippo  

 

Llegaron a Mercedes el resultado de las huellas digitales encontradas en vasos hallados junto al cadaver del Pae Cuestas.

Como se recordará, tal lo informado por LA REPUBLICA, el Pae Daniel Cuestas fue hallado en su casa, maniatado, y amordazado, asesinado de varias puñaladas. El hecho que conmocionó la sociedad mercedaria en setiembre pasado, continúa sin ser resuelto, y en el lugar se hallaron algunos vasos de los cuales, él, o los asesinos, habrían bebido, y de los cuales se extrajeron las huellas dactilares.

Dentro de un cerrado hermetismo, el resultado de los estudios realizados en Montevideo, viene siendo analizado por la policía mercedaria, y según ha trascendido no habrían arrojado nuevas pistas, para determinar quien, o quienes fueron los autores del crimen.

El asesinato de Daniel Cuestas, se constituyó en el caso policial más cruel que recuerda la historia policial de Mercedes, ya que el cuerpo del Pae fue encontrado maniatado en una silla, apuñalado en reiteradas oportunidades. Según ha trascendido en la prensa local, el Dr .Colmenero, Juez Letrado de Mercedes, ha solicitado nuevas pruebas a nivel testamentario y de cuentas bancarias del Pae Cuestas, las cuales estarían siendo analizadas, así como nuevos elementos solicitados por el magistrado a los efectivos policiales que llevan adelante la investigación.

 

Diario LA REPUBLICA, Montevideo, página 19, martes 9 de diciembre de 1997

 VIDENTE ASEGURA QUE ESTÁN IDENTIFICADOS PRIVATE
LOS TRES ASESINOS DEL PAI DANIEL CUESTAS

 

Aldo Roque Difilippo

La vidente Nora Pandolfi manifestó que los asesinos del Pae Daniel Cuestas están identificados, y que es sólo cuestión de tiempo la resolución de este intrincado caso. En manifestaciones a LA REPUBLICA Nora Pandolfi expresó que el móvil del crimen no fue religioso, sino "acá lo que corre es la droga, la falopa, los autos". Como se recordará el cuerpo del Pae Daniel Cuestas fue encontrado maniatado a una silla, presentando numerosas puñala­das. En principio se estimó que se trataba de una revancha religiosa, ya que varios santos umbandistas habían sido cambiados de lugar, junto a unas velas encendidas, pero estos nuevos elementos aportados por la vidente darían por tierra dicha hipótesis. Nora Pandolfi agregó que ha venido trabajando con los policías que investigan el caso "de tal forma que tuvieran de donde prenderse, la puntita de la madeja para que sigan tirando".

Los asesinos del Pae Cuestas serían tres "uno de ellos es un hombre grande que tiene varias cicatrices en el cuerpo, con antecedentes penales, que viaja mucho y ha salido del Uruguay. Esta involucrado o tiene mujeres a su cargo, mujeres de la noche, y para mi tuvo o tiene la profesión de Dogomar Martínez. Estaría involucrado en otros homicidios, veo que tiene lazos con otros homicidios". La segunda persona sería "rubia, o castaña clara, un hombre muy lindo de cara, facciones muy delicadas, de ojos verdes, o cla­ros, que se utilizó el auto de este señor para trasladarse, y con el motor apagado,a la casa de Daniel Cuestas. Esta persona se ve que anda entre los enchufes. Que anda con cablecitos en las manos. Algún que otro electrodomés­tico arregla". El tercer homicida sería "chiquitito, su sexualidad la defino como homosexual, muy movedizo, menudo, que hace artesanías, o trabajos artesa­nales. Algo con metal trabaja, puede ser el oro, puede ser la plata". Agregó que una de esas personas tiene una enfermedad en la sangre, algo que lo obliga a usar insulina, agregando que empieza a narrar a la policía sobre "sus parejas y  donde fue craneado el homicidio de Daniel Cuestas entonces de ahí se va avanzando, y se va llegando a la conclusión, que hasta lo de Marcelo Santos, está enrabado.

 

"EL AUTO DEL BONITO"

Marcelo Santos (32 años) fue encontrado en la calle, presentando serias lesiones que determinaron su muerte. El hecho ocurrió en mayo del año pasado, y tras varios interrogatorios un joven de 19 años se declaró autor del asesinato, que atacó a Santos con un palo, tras haberse encontrado en un bar de camareras. Tras la instancia judicial correspondiente el Magistrado actuante dispuso el procesamiento y remisión a la cárcel de C.E.P, de 19 años por el delito de "homicidio ultra intencional en reiteración real con un delito de hurto". Según Nora Pandolfi la persona que fue procesada no fue el autor material del asesinato, simplemente "cargó con la culpa. Lo que yo veo es que le ofrecieron dinero, y después que estaba allí adentro, lo único que recibió es una amenaza. No fue ni el autor ni material, ni inte­lectual. Ahí fue una persona de complexión grande, fuerte, que ha estado muy bien económicamente, que hoy tal vez no esté tan bien como antes, pero es dueña de lugares nocturnos. Tiene auto, moto, y Marcelo estaba teniendo relaciones con una de sus mujeres, y veo que esta vinculada esa mujer al caso de Daniel Cuestas. No con Daniel, sino con los homicidas".

Agregó que en sus visiones llega a definir números y colores, y que los asesinos del Pae Cuestas llegaron en un auto oscuro, con el motor apaga­do, "que pertenece a la segunda persona que yo describo como muy bonito"­. Ante la consulta sobre si aportó el número de la matrícula, Nora Pandolfi agregó que "he podido aportar hasta la letra de los apellidos y de los nombres, como me pasó en dos de los últimos casos que me vinieron a consul­tar".      

Diario LA REPUBLICA, Montevideo,  página 18, lunes 18 de mayo de 1998

 

La Policía enfrenta a uno de los Crímenes más Extraños

17 personas declararon hasta anoche aunque no hay ningún detenido.

Un total de 17 personas habían declarado hasta anoche en la indagatoria que la policía realiza sobre el crimen del Pae umbandista Daniel Eduardo Cuestas Ramirez, muerto en su domicilio en la madrugada del miércoles en el interior de su domicilio.

La ferocidad del crimen y las características del occiso que practicaba una de las religiones más cerradas de cuantas se conocen, han hecho pensar a las autoridades que el miedo y el respeto a “pactos secreto” impedirán avanzar hacia el esclarecimiento.

Entre los indagados hubo mayoritariamente homosexuales, que fueron citados tanto por los jueces Ana Gabriela Rivas y Carlos Colmenero, como por los investigadores policiales.

La desaparición de una agenda personal, y en especial algunos efectos propios de la religión umbandista hicieron pensar a los investigadores en que Cuestas pudo haber sido víctima de una venganza.

“La saña con la que fue agredido pertenece a un perfil propio de un psicópata, observando por lo general en casos en que participan homosexuales” dijo uno de los investigadores. “Sin embargo- añadió-el entorno que rodeaba a Cuestas dificulta enormemente las investigaciones porque muchos de quienes pueden aportar daños interesantes están “bloqueados” por supersticiones propias de la religión que practican.”

Se registraron además otros hurtos en el interior del domicilio. Entre los e3fectos desaparecidos se encuentra un equipo de audio, un video casetero, alhajas varias, tarjetas de crédito, un cinturón de tipo riñón con moneda nacional, mientras que una cantidad no establecida en dólares fue hallada en el interior de un portafolio que siempre portaba.

 

Lo Que Vio la Empleada.

Como todas las mañanas a las 8 horas Ileana Ferrer (44 años hermana del Pae Walter de Oxum) una doméstica de particular confianza de Cuestas, concurrió al domicilio para realizar la limpieza del mismo. Había ingresado en febrero pasado y tenía llaves de la casa con las que ingresó sin sospechar el macabro hallazgo que la esperaba, Si bien el resto de la casa estaba en orden, una habitación destinada al templo del Pae umbandista evidenciaba los resultadote un rito satánico.

El cadáver de Cuestas se encontraba en el suelo, atado de pies y manos a un silla, mostrando los restos de las 9 heridas que le fueron asestadas sin dudas por más de una persona.

Dos de las puñaladas, probablemente las últimas, le fueron aplicadas junto a   los homóplatos,y una en el costado izquierdo. Las restantes 6 le afectaron distintas partes del pecho.

Estaba además amordazado y vestía solamente un slip y un buzo. Su brazo izquierdo estaba quemado por una de las velas encendidas.

Encima de su cuerpo habían arrojado buzios (caracoles utilizados por la religión umbandista),collares quemados y huesos aparentemente pertenecientes a una mano humana quemada. A su lado se encontraron velas de color rojo, amarillo y blanco, un paño de color amarillo usado a forma de manto y cuatro cuchillos que retiró la policía. Uno de estos tenía restos de plumas de gallinas y sangre de un rito anterior, lo que hace suponer que uno de estos cuchillos fue utilizado por los asesinos, lo que calificará el resultado de la autopsia y su comparación con los elementos encontrados. La habitación esta ubicada frente a la cocina en la que fueron halladas botellas y vasos utilizados por los asesinos. Cuestas jamás bebía alcohol.

La doméstica, sin reponerse del tremendo impacto fue corriendo hasta el almacén Eroza, distante a pocos metros del domicilio desde donde se hizo el llamado a la policía que en pocos minutos llegaría a la finca con varios patrulleros y personal técnico.

 

Afirman que Cuestas era “Ordenado y muy trabajador”.

Quienes tenían relacionamiento con Daniel Cuestas asegura a Crónicas que el dinamismo y el orden era sus principales características. Era el décimo de de once hermanos que se criaron en el barrio Artigas.

Había comenzado desde muy joven haciendo limpiezas domésticas y lavados. “Todos los días realizaba el mismo trayecto a pie  hasta el comercio que está ubicado a 200 metros  de su domicilio” dijo uno de los vecinos con los que dialogamos. Abría puntualmente a las 9:00 de la mañana y después de estar un rato cerraba para concurrir  a comprar bizcochos. Volvía y continuaba con su trabajo de venta de yuyos medicinales y artículos religiosos hasta las 12 en que se retiraba del citado comercio de Ferrería y Zapicán.

Entre las 12 y las 15 se dirigía a su domicilio para almorzar una comida preparada especialmente para el. En la tarde, desde las 15 hasta las 18 era común verlo e su trabajo del que se retiraba en su automóvil Fiat Palio de color blanco, del que también las autoridades policiales extrajeron huellas dactilares para ser enviadas a Montevideo.

 En las primeras horas de la noche –añadieron- se dirigía a la finca de su amigo Anselmo Rodríguez con el que regresaba a la casa próximo a la medianoche.  Esto ocurría todos los días en forma casi exactamente igual y la jornada del martes no fue distinta. Cuestas estuvo con Rodríguez hasta las 23:30 cuando lo dejó en su domicilio de 21 de setiembre casi Ferrería. De ahí se presume que regresó a su casa de Rivas 1023 tras guardar el automóvil en un garaje de Lavalleja y Ledesma como lo hacía todas las noches. El coche fue ubicado por la policía en el citado estacionamiento. 

 

Dos Extraños A la Puerta.

 Uno de los vecinos observó que sobre las 22 horas del martes dos personas del sexo masculino se detenían momentáneamente frente al domicilio de Cuestas. Uno de ellos descrito como “de complexión  gruesa y bajo” extendió la mano hacia la puerta que estaba cerrada. El otro más alto continuó sus pasos muy lentamente son advertir que eran vistos. Al vecino le llamó la atención la actitud  merodeadora de los dos hombres y otra persona afirmó que pocos minutos más tarde fueron vistos junto a un tercero en la esquina de de Rivas y Espinosa junto a un cartel de “venta de leña”. Sin embargo el hecho no mereció mas comentarios y solamente tuvo relevancia al día siguiente al suponerse que los tres podrían estar relacionados con el crimen .

Por lo demás , una vecina observó a Cuestas llegar a su domicilio sobre las 20 horas en su automóvil acompañado por un joven rubio de unos 20 años, que quedó en el interior del coche evitando con su mano izquierda que se le apreciara el rostro. Unos instantes después, Cuestas retornó el vehículo dando la sensación de estar apurado.

La policía intuye que quienes le asesinaron eran más de uno y que Cuestas les conocía ya que le franqueó la entrada.

Por otra parte sabía karate y concurría periódicamente a un gimnasio por lo que reducirlo no hubiera sido tarea fácil.

Los vecinos observaron también que en los últimos tres días Cuestas había comenzado a encender al farol exterior de la casa, actitud que nunca antes había tenido. Sin embargo al día siguiente cuando la doméstica llegó a la finca, la luz exterior estaba apagada.

 

Visitante Nº