Inicio - Casos - Marchas - Carta abierta al Presidente de la República - Contacto

Página en construcción

contacto:

Los vecinos, que siguen conmovidos por el triple crimen, aún no lo pueden creer

LA CIUDAD DE MERCEDES ATÓNITA: ENCONTRARON A OTRO HOMBRE MUERTO DE DOS TIROS EN LA CABEZA

 

Aldo Roque Difilippo

Cuando la ciudad empezaba a recuperarse del shock sufrido tras el triple asesinato que al día de hoy continúa impune, otra muerte violenta volvió a conmocionar a la golpeada población mercedaria. Esta vez fue un hombre de 67 años que presentaba dos disparos en el cráneo.

 La plomiza húmeda jornada del lunes comenzó agitada para los mercedarios que despertaron con la noticia de un nuevo asesinato. El alerta fue dado al servicio 911 sobre las 8,40, dando cuenta de la muerte de un hombre. Posteriormente pudo constatarse que en una casa ubicada en Taruselli y ruta 2 se encontraba el cuerpo sin vida de Luis Abel  Schmidt Acosta, de 67 años. El hombre se encontraba sentado en una silla plegable bajo el alero de su casa, presentando un par de impactos de bala en su cabeza. Según datos extraoficiales el móvil del asesinato no habría sido el robo, ya que en uno de sus  bolsillos tenía algo de dinero y que nada hacía presumir que personas extrañas hubieran ingresado a la casa. Schmidt Acosta era el único ocupante de la vivienda, y aparentemente el arma utilizada para ultimarlo habría sido una pistola calibre 22. El jefe de Policía de Soriano Insp. Ppal. (r) Julio Martínez Perdomo manifestó que en el lugar se encontraron cuatro cápsulas de este calibre, y que presumiblemente el hombre se encontraba tomando vino bajo el alero de la casa cuando fue ultimado. Un hecho que viene siendo investigado por la policía esperándose los resultados del relevamiento realizado por policía técnica y el informe del médico forense.

Diario LA REPUBLICA, Montevideo,  página 14. 8 de agosto de 2006

 

Todo un misterio y, al parecer, Técnica podría aportar muy poco

LA POLICÍA TIENE MUY POCAS PISTAS SOBRE EL CRIMEN DEL JUBILADO VIAL DE MERCEDES

Aldo Roque Difilippo

A mas de un mes del brutal homicidio de Luis Schimdt la jueza de Mercedes tomó las primeras declaraciones. Como se recordará, Luis Schimidt, un jubilado de vialidad, que los fines de semana trabajaba en la portería de las chanchas de fútbol y realizaba servicios de vigilancia en diferentes puntos de Mercedes, fue encontrado muerto en las primeras horas del lunes 7 de agosto con 5 balazos en la cabeza. El hombre habría sido asesinado en las primeras horas de la noche del domingo 6 y su cuerpo permaneció toda la noche, bajo el alero de su casa, sentado, junto un vaso de vino y con la radio encendida a todo volumen.  Desde que se descubrió este terrible asesinato varias conjeturas se han tejido pero nadie puede explicarse las razones concretas que desencadenaron el hecho. El asesino utilizó una pistola calibre 22, disparando 5 veces a la cabeza, dando tiempo a la víctima a apenas poner la mano en una reacción defensiva e inútil. El hombre vivía solo desde hace algún tiempo, y según varios testimonios recabados no tenía enemistades aparentes, siendo recordado por su actitud servicial hacia el vecindario, por lo  que todas las conjeturas que en principio se tejieron, cayeron por su propio peso. El pasado martes la juez letrado de Mercedes, Dra. María del Carmen Roybal tomó declaraciones a algunos de los familiares y vecinos de Schimdt. Entre ellos dos de sus hijos y su ex mujer. Cabe destacar que en todos los casos concurrieron sin la compañía de abogados, por lo que esto fue considerado como un trámite de investigación que en principio no habría originado ninguna novedad.  Cabe recordar que en su momento el informe medico determinó que las balas utilizadas eran viejas y se fragmentaron dentro del cráneo, aunque se logró recuperar un proyectil que permitió realizar la pericia técnica. En principio se pensaba que el asesinato de Schimdt podía tener alguna relación con el triple crimen, ocurrido un mes antes, pero la pericia técnica determinó que las armas incautadas en la casa de Mauro Gadea no tenían relación con este asesinato. Curiosamente la casa de Mauro Gadea, quien resultó procesado por el asesinato de la familia Gutiérrez Aguirre, se encuentra a escasos 500 metros de la casa de Schimdt, por lo que en principio se tendía a pensar que ambos casos podrían tener relación. Algo que ha sido descartado por los investigadores. Ahora restan llegar algunos elementos de la casa de Schmidt que fueron enviados a periciar a Montevideo. Aunque no hay muchas expectativas al respecto ya que el asesino encontró a Schmidt bajo el alero de su casa, le disparó y se marchó sin entrar a la casa. El móvil tampoco había sido el robo ya que en sus ropas se encontró algo de dinero.

 

Diario LA REPUBLICA, Montevideo, página 12, 23 setiembre de 2006

 

Siguen sin aclararse los casos del hombre con 5 tiros en la cabeza y el del cráneo destrozado con llave francesa

INVESTIGADORES DE LA CAPITAL VIAJARÁN A FLORIDA Y A MERCEDES PARA RESOLVER VIOLENTOS HOMICIDIOS

 

Aldo Roque Difilippo

La policía continúa trabajando en la investigación del asesinato de Luis Abel Schimdt Acosta otro de los casos que desconsertó por su violencia  y porque también el móvil del crimen no aparece del todo claro.

Cuando la sociedad mercedaria comenzaba a  recuperarse del impacto que significó el triple crimen que cegó la vida del matrimonio Gutiérrez Aguirre y su hija, otro nuevo impacto golpeó fuerte al conocerse en la mañana del pasado lunes 7 de agosto que un hombre había sido asesinado de 5 balazos.

Este crimen, que para la opinión pública ha quedado opacado ante las alternativas del triple crimen, también guarda aristas que intrigan a los investigadores.

Luis Schimdt Acosta, de 67 años, un jubilado de vialidad que trabajaba los fines de semana de portero en las canchas de fútbol,  fue encontrado en la mañana de pasado 7 de agosto con 5 impactos de bala calibre 22. Estaba sentado bajo el alero de su casa, y aparentemente había estado tomando vino. Cinco tiros certeros que truncaron su vida y que sembraron un montón de preguntas en los investigadores y la opinión pública que veía repetirse la historia de un mes atrás.

Un día después, el 8 de agosto, la policía detuvo a Mauro Gadea, que se confesó autor de la muerte del matrimonio Gutiérrez Aguirre y su hija Marisel, y las especulaciones resurgieron. Gadea vivía a escasos 500 metros de la casa de Schimdt, y bajo una mesa la policía encontró tres pistolas con silenciador, una de ellas, una Tala calibre 22, lo que hizo sospechar a los investigadores.

Recientemente, de acuerdo a la pericia técnica, se supo que dicha pistola no fue la utilizada en el asesinato de Schimdt, por lo que según se nos dijo por el momento, no habría una vinculación entre ambos casos.

 

LA PRESIÓN POPULAR

La espectacularidad del triple crimen de la familia Gutiérrez Aguirre, las derivaciones en la investigación y el reclamo popular surgido en torno a este dramático caso, el anuncio de renuncia del Jefe de Policía de Soriano, han opacado o dejado en un segundo plano el asesinato de Luis Schimdt. Aunque este caso también es por demás singular y dramático.

Las tres marchas del silencio realizadas por la población pidiendo el esclarecimiento del triple crimen han centrado la discusión en la seguridad, como nunca antes en la sociedad mercedaria, habitualmente apática y reacia a la participación.

Como nunca antes la población se movilizó y ha prometido seguirse movilizando por estos casos y por otros asesinatos impunes que se vienen arrastrando desde años atrás. Quizá éste sea el comienzo para impulsar la dilucidación de todos estos casos.

 

Diario LA REPUBLICA, Montevideo, pág. 13, 21 agosto 2006

EL JEFE DE POLICIA AFIRMO QUE SE SIGUE TRABAJANDO BUSCANDO
NUEVAS PISTAS

A un Año de la Muerte de Schmidt el Hecho Sigue Siendo un
Misterio

En una jornada de lunes como hoy, pero hace un año fue encontrado el cuerpo sin vida de Luis Abel Schmidt Acosta de 67 años quien presentaba cinco disparos de arma de fuego en su cabeza.

Cuando Mercedes aún no había podido reaccionar del horror vivido cuando en julio habían dado muerte a la familia Gutiérrez-Aguirre, este otro asesinato conmovió nuevamente a la sociedad.

El crimen ocurrió en la finca que ocupaba Schmidt en ruta 2 y Taruselli. A las 8.30 de la mañana los vecinos del fallecido lo encontraron en el porche de la casa semi arrodillado apoyado en una silla playera.

Schmidt había sido visto por última vez cuando cumplía sus tareas de portero en cancha de Peñarol en la jornada del domingo y todos coincidieron que era un hombre luchador, trabajador, que aparentemente no tenía problemas con nadie.

Su vida fue cegada con cinco disparos en su cabeza utilizándose un arma calibre 22.

La Policía realizó intensas indagatorias, el hurto quedó descartado porque el fallecido tenía dinero en su bolsillo, y en la casa todo estaba en orden.

Muchas personas fueron interrogadas, incluso hasta su propia familia pero nada surgió de ese trabajo.

Schmidt además cumplía tareas de vigilancia para una empresa particular y días después de su deceso se dijo en reiteradas oportunidades que él podría haber visto u oído algo en relación al triple crimen, pero sólo fueron versiones y nunca se pudo comprobar si algo de ésto había ocurrido.

También se lo vinculó con Gadea indicándose que habrían tenido una relación de trabajo, pero ésto tampoco se ha podido aclarar totalmente .

Cuando Gadea fue detenido por el crimen de la familia Gutiérrez-Aguirre también fue indagado por el asesinato de Schmidt, pero él negó tener relación alguna con este hecho.

La Policía Ha Seguido Trabajando en el Hecho

El Jefe de Policía, Inspector Ppal Julio Martínez Perdomo en torno a este caso dijo que «hemos trabajado en varios frentes en torno al hecho, se han manejado varias hipótesis y no hay ningún elemento probatorio hasta el momento.

La Policía a pesar del tiempo pasado, sigue realizando indagatorias y es un tema que se mantiene presente».

-En un momento se dijo que estaban esperando el retorno de una persona para ser indagada ¿Esto se pudo concretar?

-»Se cumplió esa indagatoria. Se interrogaron numerosas personas. Se hicieron peritajes que incluyeron armas que fueron ocupadas por la Policía, pero reitero que no han surgido elementos hasta el momento.»

- La ex señora de Schmidt falleció. Ella podía haber aportado algún otro dato para continuar la investigación ¿no es así?.

-»Sí ella falleció y evidentemente podría en algún momento habernos aportado algún otro dato. En varias oportunidades ella fue indagada.»

- ¿Podemos decir que en torno a este hecho se está a fojas cero?

-»Siempre hay elementos para trabajar, pero en estos momentos no tenemos elementos probatorios, contundentes, pero siempre surgen hilos para investigar».

Fuente: Diario Crónicas de Mercedes (Edición Digital)

 

Visitante Nº